La importancia de la fisioterapia: Esguince

Por: LTF Jacob Ulises Montiel

Les saluda nuevamente su amigo el LTF Jacob Ulises Montiel Carmona esperando se encuentren de lo mejor, ahora en este tema muy común en las lesiones que puede afectar tanto a chicos como a grandes siendo hombre o mujer, son los esguinces; esta lesión es una elongación (estiramiento) por sobre esfuerzo aplicado en un ligamento, los más comunes son en cuello, tobillos, rodilla y muñeca. Veremos un poco de su clasificación, tratamiento y como se genera.

¿Qué es un esguince?

El esguince, es una torcedura articular traumática que origina una distensión o una rotura completa de los tejidos conectivos estabilizadores (ligamentos). Cuando una articulación es forzada más allá de sus límites anatómicos normales se originan cambios adversos en los tejidos microscópicos y macroscópicos, se puede distender y desgarrar el tejido, y en ocasiones los ligamentos pueden arrancarse de sus inserciones óseas.

Los esguinces afectan fundamentalmente al tejido ligamentoso y capsular; sin embargo, los tendones también pueden verse afectados de forma secundaria.

¿Cómo se clasifican?

  1. Esguince de primer grado, caracterizado por dolor moderado, escasa inflamación, y motilidad normal.
  2. Esguince de segundo grado, en el que hay dolor, pérdida moderada de función, inflamación, y a veces inestabilidad ligera.
  3. Esguince de tercer grado, muy doloroso, gran inflamación, pérdida importante de función, e inestabilidad manifiesta.

¿Cómo se produce la lesión?

La sangre y el líquido sinovial, que se acumulan en la cavidad articular debido al esguince, producen inflamación articular, aumento de la temperatura local, dolor ó sensibilidad local anormal. Los ligamentos articulares, tienen como funciones estabilizar los extremos articulares, guiar el recorrido de los mismos y facilitar información propioceptiva. Están constituidos por colágeno, fibras de elastina y células de tipo fibroblástico.

A nivel microscópico se distinguen de los tendones porque los ligamentos contienen una menor proporción de colágeno. La mayor parte de los ligamentos son extraarticulares, están envueltos y mantienen continuidad con otros tejidos: sus extremos terminan en hueso, de forma similar a los tendones, y se entremezclan con la cápsula articular entrando en relación con la sinovial.

Los ligamentos intracapsulares, como los ligamentos cruzados de la rodilla, están cubiertos en todo su perímetro por sinovial.

Tratamiento

Los ligamentos y cápsulas cicatrizan lentamente debido a que su aporte sanguíneo es relativamente pobre; sin embargo, su inervación es abundante y a menudo producen gran dolor al lesionarse.

Dado que es difícil a veces diferenciar entre esguince articular y distensiones tendinosas. El tratamiento tiene que ser inmediato, determinando el tipo de la lesión, aplicar hielo local en la región lesionada, acompañado de medicamentos para el dolor y desinflamatorios siempre y cuando la lesión no sea mayor de lo contrario se podría producir una lesión permanente.

La inmovilización prolongada en un esguince de II O III grado, aumenta la rigidez articular y disminuye la resistencia tanto del tejido como de sus inserciones, recuperándose el 80% de la misma y apoyado de un tratamiento en fisioterapia por medio de ultrasonido laser y corrientes eléctricas. Un factor importante es el ejercicio físico mejora la resistencia a la rotura de forma más moderada que la inmovilización, ya que esta última hace perderla y atrofia los músculos involucrados.

La recomendación como en toda lesión es acudir con personal médico altamente capacitado y conocimiento especializado para así evitar lesiones permanentes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *