Tlaxcala

Aplica IMSS las mejores prácticas para atender a las y los pacientes con COVID-19


● Atiende a pacientes sospechosos o confirmados de COVID-19 con equipos de respuesta especializados, conformados por médicos y enfermeras

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala atiende a pacientes con COVID-19 en los Hospitales Generales de Zona (HGZ) No. 1 y 2, ubicados en Tlaxcala y Apizaco, respectivamente. 

Ambos hospitales continúan con el proceso de reconversión hospitalaria basándose en las necesidades y al comportamiento de la pandemia. Hasta el momento operan como hospitales híbridos, es decir, tienen una sección destinada exclusivamente para atender a los pacientes con COVID-19, y otra que ofrece los servicios ordinarios de urgencias y hospitalización, que operan con las medidas de protección adecuadas, que son las mismas que todas las personas deben cumplir: cubrebocas y careta estándar, distancia de metro y medio, lavado de manos o uso de gel personal, limpieza continúa de su área de trabajo. La sanitización es igual de estricta, en ambas áreas.

Para la atención en las áreas COVID, el IMSS formó equipos de respuesta COVID, integrado de manera multidisciplinaria por 

profesionales de la salud, que tienen a su cargo un promedio de 20 a 24 pacientes. Ahí, el personal cuentan con el Equipo de Protección Personal (EPP) normado para atender pacientes COVID y con los insumos necesarios para garantizar una atención de calidad COVID, a los pacientes.

La sección COVID-19 del HGZ No. 1, en la ciudad de Tlaxcala, utiliza lo que era la sala de espera, para iniciar ruta crítica de los pacientes sospechosos de estar infectados.

Ahí inicia la atención, con una valoración médica realizada por especialistas capacitados para determinar el nivel de atención que requerirá cada paciente que ingresa, por medio de un protocolo aprobado por las autoridades sanitarias del país.

El jefe de Prestaciones Médicas en Tlaxcala, Bruno Hernández Hernández, detalló que el paciente es atendido en una primera instancia, a través del triage respiratorio, para medir su nivel de estabilidad y determinar si requiere hospitalización o puede sobrellevar su tratamiento en su domicilio, con instrucciones médicas para lograr su recuperación.

Los pacientes que necesitan atención especializada, son conducidos al área de hospitalización COVID-19, para iniciar el tratamiento apropiado a su nivel de requerimiento; los casos más graves inmediatamente son conducidos a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

El IMSS formó un gran ejército de batas blancas, donde destacan la ciencia, la valentía, la fuerza y la voluntad para hacer frente a esta epidemia.

Ambos equipos de trabajo son importantes. El ordinario, para seguir atendiendo a los pacientes que tienen tratamiento según sus padecimientos. El equipo COVID, para atender esta emergencia sanitaria mundial.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*