Tlaxcala

Brinda IMSS una nutrición personalizada a sus pacientes con COVID-19, para evitar complicaciones

• Una adecuada alimentación es piedra angular y juega un papel importante durante el proceso de la atención

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tlaxcala brinda una adecuada alimentación a los pacientes con COVID-19, porque es fundamental para tener menos posibilidades de presentar un cuadro grave de la enfermedad, lograr una pronta recuperación y disminuir riesgos de mayores complicaciones.

Proporcionar una buena alimentación ayuda a restablecer la salud, ya que refuerza el tratamiento médico y farmacológico que se ofrece a los pacientes sospechosos y confirmados de COVID-19, en los Hospitales Generales de Zona (HGZ) Nº 1 y 2, del IMSS en Tlaxcala.

En ambos nosocomios se ofrece al paciente con COVID-19, una alimentación completa, variada e inocua, con un plan individualizado, ajustado a los requerimientos de cada uno.

Primero se realiza una evaluación del estado nutricional de cada persona, dentro de las primeras 48 horas, con el fin de que el abordaje nutricional sea personalizado y eficiente.

En los HGZ No.1 y 2 hay hospitalizados compensados estables y otros que se encuentran en cuidados intensivos.

Al paciente compensado se le apoya con una alimentación sana, variada y suficiente, dándole el aporte de macro nutrimentos, como hidratos de carbono, proteínas y lípidos; además, la hidratación es fundamental para su pronta recuperación y retorno a su casa.

El personal nutricionista de los hospitales proporciona una dieta que está conformada por cinco raciones de verduras y frutas, seis 

de cereales y tres de proteína con un alimento de origen animal, distribuidas en sus tres servicios de alimentación: desayuno, comida y cena.

Para los pacientes que están en cuidados intensivos se utiliza la nutrición entera, apoyada con suplementos hipercalóricose hiperprotéicos; pero si las condiciones no lo permiten, entonces se requerirá de una nutrición parenteral a través de una vía venosa.

La nutrición mejora la sintomatología del paciente y ayuda a tener un restablecimiento más rápido de su salud. Los pacientes que presentan un mejor estado nutricional, van a tener menor posibilidad de caer en un estado grave.

Además, como estrategia motivacional, el personal de nutrición prepara todos los días charolas personalizadas, con el nombre del paciente, número de cama y un mensaje positivo de ánimo para trasmitirles que no están solos y que se espera su pronta recuperación, brindando un estímulo de bienestar.

Por otra parte, se les transmite que sus familiares están al pendiente de su recuperación y que esperan su regreso a casa; esto ha facilitado la interacción con los pacientes, mejora su estado de ánimo y se ha generado un mayor vínculo de confianza, que ayuda a reforzar su sistem

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*