Tlaxcala

Alto a la simulación sobre el saneamiento en la Cuenca del Alto Atoyac

Desde el Centro Fray Julián Garcés externamos nuestra preocupación e indignación ante la actuación de las dependencias responsables de atender la situación de la devastación socio ambiental en la región de la Cuenca del Alto Atoyac, y la deficiente actuación que muestra la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, CNDH, en el seguimiento para el cumplimiento de la Recomendación 10/2017.

Ayer lunes 11 de octubre la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales, SEMARNAT, inició un Foro de Consulta con el objetivo de “recabar propuestas, opiniones, y planteamientos sobre la forma de dar cumplimiento a la Recomendación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) 10/2017”, respecto a los daños a la salud generados por la contaminación de los ríos Atoyac, Zahuapan, Xochiac y sus afluentes.

A pesar de los acertados aportes de compañeras de las comunidades de San Rafael Tenanyecac, Santiago Michac, Villa Alta y Tepetitla -integrantes de la Coordinadora por un Atoyac con Vida- y la participación de académicos/as de la Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM, así como de la Universidad Iberoamericana Puebla y de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, resultó lamentable que la intervención de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos se orientara a decir que las acciones emprendidas por las dependencias recomendadas son un ejemplo en la materia, cuando a la par es evidente la grave contaminación y todas las afectaciones a la vida que han sido causadas durante décadas por las empresas instaladas en la Cuenca y por la omisión de los gobiernos.

Cabe recordar que hace diez años el Centro Fray Julián Garcés y la Coordinadora por un Atoyac con Vida presentamos la Queja ante la CNDH por la grave devastación socio ambiental, la cual, después de seis años de gestión técnica y social de nuestra parte, derivó en la recomendación referida, en la que se asienta claramente que “existe un nexo causal entre la contaminación de los ríos, la falta de saneamiento de las aguas residuales municipales e industriales y la incidencia de enfermedades crónico degenerativas en la población” (Pág. 81, Rec.), señalándose la violación a los derechos humanos a la información, el saneamiento, el agua y la salud. La Recomendación fue realmente importante, sin embargo, al no concretarse hasta la fecha lo recomendado, el proceso va resultando en una simulación, a pesar de que las dependencias y la CNDH anuncien lo contrario.

Comments are closed.